Incapacidad permanente

Se denomina incapacidad permanente cuando la víctima del accidente luego de haber estado bajo tratamiento y haber salido de terapias y control médico, sigue presentando reducciones de sus funcionalidades de forma grave, lo cual logra anular o disminuir su capacidad para realizar tareas básicas como lo solía hacer. A continuación veamos algunos tipos de incapacidades permanentes.

Tipos de incapacidad permanente

Incapacidad permanente parcial

Una incapacidad permanente denominada parcial, es cuando la persona lesionada sufre algún tipo de disminución del rendimiento para realizar actividades de aproximadamente un 33%. Sin embargo aún debe contener la capacidad para realizar tareas básicas.

En caso de sufrir un accidente dentro de la zona laboral, la persona que es remunerado por una incapacidad denominada permanente, tiene la posibilidad de integrarse a su lugar de trabajo, teniendo en cuenta el grado en que se encuentre la incapacidad que la persona este sufriendo, además del desarrollo que tome lugar luego de su recuperación.

Requerimientos para solicitar prestaciones por incapacidad parcial

  • El trabajador ya debe haber sido autorizado para realizar sus actividades o encontrarse en una situación muy similar a esta, desde el momento en que se le sea diagnosticada la razón por la cual se encuentra incapacitado.
  • Si la incapacidad proviene de alguna enfermedad común, la persona ya debe haber estimado aproximadamente 1800 días durante los diez años anteriores hasta la fecha en que se le es diagnosticada la incapacidad.
  • En caso de que la persona sea menor de edad, debe haber cotizado por lo menos la mitad de sus días, desde aproximadamente los 16 años hasta el momento en que se le ha diagnosticado incapacidad temporal.
  • Cuando la incapacidad es causada por alguna enfermedad profesional o algún accidente laboral no se es requerido tiempo de cotización, sin embargo como ya hemos mencionado cuando es alguna enfermedad común o accidente sufrido fuera del lugar de trabajo, el cual le haya causado alguna incapacidad, se debe cumplir con las exigencias de cotización.

Incapacidad permanente total

La incapacidad permanente total se trata de la incapacidad que imposibilita a la persona para realizar tareas fundamentales del día a día, además de las tareas que realizaba dentro de su profesión, sin embargo cuando hablamos de incapacidad total aún contiene la capacidad para realizar algunas tareas. Conozcamos un poco sobre cómo se califica.

Cómo calificar la incapacidad permanente como total

  • Al momento de valorizar la incapacidad permanente se debe tomar en cuenta las distintas limitaciones que la víctima presente, las cuales se deriven del accidente laboral.
  • Se debe relacionar las limitaciones que este padeciendo la persona junto con las tareas que debe realizar dentro de su zona laboral.
  • Implica la posibilidad de realizar todas las tareas profesionales fundamentales con rendimiento, eficiencia y dedicación.

Incapacidad permanente absoluta

Se le denomina incapacidad absoluta, el grado de incapacidad que no le permite a la persona realizar ningún tipo de trabajo debido a las lesiones o enfermedad que padezca. Sin embargo no es necesario denominar como incapacidad absoluta solo cuando no se puede realizar literalmente ninguna clase de trabajo, basta con que no se pueda desempeñar las labores con tan solo un mínimo rendimiento de forma profesional y con eficacia.

Cómo calificar la incapacidad permanente como absoluta

  • Estar dado de alta:El trabajador debe haber sido dado de alta según el sistema de seguridad social. No se debe confundir esta situación con una baja laboral, sin embargo en casos de sufrir una baja laboral también existe la posibilidad de reclamar una incapacidad permanente.
  • Tiempo de cotización: Para que una incapacidad permanente sea denominada absoluta no hace falta un mínimo de cotización en caso de que la incapacidad sea por causa de algún accidente laboral o enfermedad profesional. De lo contrario se es necesario un tiempo de cotización.